martes, mayo 19, 2015

Pasta a la carbonara


 Pasta a la carbonara
Categoría: Pastas y Arroces Dificultad: Fácil


Hace algún tiempo, hice amistad con una señora Italiana. Me dio por hablar de cocina, cosa normal,  y entré al trapo y comentamos sobre pasta ya que a ella le encanta hablar de lo suyo, la verdad que yo paso bastante de la pasta y dije que la carbonara no me hace gracia por la nata que lleva y tal, ella se reía como diciendo, esta es boba o algo parecido. Casi medio enfadada me dijo que la carbonara no lleva nata, me quedé sorprendida. Me explicó que en Roma y cercanías (que es donde ella había nacido) jamás se usó la nata, yo le pedí la receta y muy amablemente me la anotó en una hoja blanca y me la entregó, así que voy a ponérosla aquí. He tenido que esforzarme para usar huevos sin cocer, ya veréis luego que no es así. Los ingredientes han de ser frescos sobre todo los huevos.
Las cantidades: Un huevo por persona, 100 g de pasta y 50 g de queso y mas o menos 50 g de jamón con tocino seco. He puesto punta de un buen jamón. Esta receta se hace y se sirve inmediatamente, muy caliente.


Ingredientes: Para 2 personas
  • 200 g de pasta son cintas que tenía y llevan pimentón ya de fábrica
  • 2 huevos muy frescos
  • 100 g de queso Peccorino recién rallado, en su defecto poner Parmesano
  • 100 g de jamón con tocino cortado en dados
  • Una cucharada de aceite de oliva virgen extra
  • Sal y pimienta recién molida
Instrucciones: 
  1. Poner una olla al fuego con abundante agua y con no mucha sal ya que entre el queso y el jamón pone la pasta un poco fuerte. Dejar que rompa a hervir y echar la pasta, la dejamos el tiempo que dice el fabricante, es mejor dejarla al dente.
  2. Mientras tanto sofreír el jamón en una sartén con la cucharada de aceite y reservar.
  3. En un bol batir los huevos y echar el queso recién rallado y batir bien.
  4. Una vez cocida la pasta, reservar en una taza caldo de cocción y escurrir bien la pasta, bien caliente la volcamos en el bol donde tenemos los huevos batidos (se puede poner solamente la yema) con el queso, damos unas vueltas al molinillo de pimienta  y mezclar sin parar, de esta manera se hace una especie de crema y los huevos se van cuajando. Si quedase seco, que no tiene que quedar, añadir un poco del caldo de hervir la pasta, echar por encima el tocino con jamón y servir, está exquisita. Con una buena ensalada es suficiente como plato único.