domingo, octubre 18, 2009

Costillar de cerdo caramelizado al horno

Costillar de cerdo caramelizado al horno
Categoría: Carnes y Aves Dificultad: Fácil




Ingredientes:
  • Un costillas de 1,200g
  • Sal y pimienta
Para la salsa:
  • 4 cucharadas de salsa de soja
  • 1 cucharilla de jengibre en polvo
  • 4 cucharadas de caldo de carne
  • 4 cucharadas de miel
  • 3 cucharadas de vinagre de manzana
  • 3 cucharadas de Ketchup
  • 4 gotas de salsa Perrins
Instrucciones:
Salpimentar la costilla y la ponemos en fuente. Reservar
En una cazuela poner todos los ingredientes de la salsa, lo mezclamos bien y a fuego moderado, dando vueltas sin parar, dejar hervir unos 5 minutos; dejamos enfriar.
(En Thermomix introducir dentro el vaso todos los ingredientes y programar 5 minutos Velocidad 2, 90ºC.)
Una vez fría la salsa la volcamos sobre el costillar impregnando todos los lados; dejamos macerar 2 horas.
Sacamos la costilla a una fuente para horno con parte de la salsa.
Asamos durante 75 minutos en horno precalentado a 200ºC, dando vuelta a mitad de la cocción y añadir más salsa, extendiendo por toda la costilla y bajar el horno a 190ºC.
El tiempo dependerá de cada horno y de lo tierna o no de la carne.
La salsa después de estar en el horno y si sobrase dejamos reducir en una sartén y al fuego.

5 comentarios:

Geluchita dijo...

Por Dios que pinta que tiene este plato. Cuando quieras me invitas que yo seguro que digo SIIIIIIIIIII

margot dijo...

Hola guapa, como va todo?
Te ha quedado genial este caramelizado.
Ummmmm,delicioso
Besos
Margot

mailo dijo...

que pinta tiene mas rica!
Tengo que provar a hacerlo porque tiene pinta de chuparse hasta los codos!
Besos
Maite

Hilda dijo...

Maaaaaaaaaaaadre del amor hermoso, que maravilla de costillar... es que ya me estoy chupando los dedos, porque yo para estas cosas me olvido de cuchillo y tenedor... jajaja
besos

Erruki dijo...

Cuando quieras estas invitada Geluchita.
Un beso.

Todo bien Margot.
La costilla como ves nos gustó.

Gracias guapísima, besitos.

Estaba deliciosa Maite, igual te lo puedes permitir un día que dejes la dieta.
Besotes guapa.

Hilda, hay que ver como nos gusta todo lo no permitido, pero chica una vez...no pasa nada y por supuesto con los dedos.
En mi tierra lo llamamos unta-morros.
Besos preciosa.